Tierra

Muchos de los que leéis este blog sabéis quien soy, de donde vengo y donde vivo, todos aquellos que me conocéis sabéis que vivo en Valencia y que por lo tanto me siento valenciano. En los últimos meses ese sentimiento puede llegar a ser vergonzoso y más para una persona que como yo es periodista, una vergüenza que no me gusta asumir ya que no es culpa mía ni de casi ninguno de los valencianos, que tengamos una clase política tan enferma y que se dedica al cierre de el único canal que nos representa y que nos deja sin lo más importante que tenemos, nuestra cultura.

Pero pese a todo, pese a los malos políticos, a la extraña sociedad, a las malas decisiones, pese a no tener trabajo (aunque ahora tenga algo similar a un trabajo) aun no me he movido de Valencia y creo que es solo por una razón: la tierra.

Una tierra que me tiene totalmente cautivado ,una tierra que cuando corro por las noches desprende un olor a fresco que jamás he olido en ningún otro sitio, una tierra que siempre esta mojada cuando salgo demasiado pronto de casa y que me obliga a que vaya despacio cuando corro sin luz, en definitiva, mi tierra.

En las últimas semanas cuando llega la noche soy incapaz de dormir, no se si porque no estoy cansado o si  es porque tengo tanta actividad que relajarme es imposible, la cuestión es que sin querer he retomado mi gusto por leer mis libros sobre Corea del Norte y en todos ellos hay una cosa que me choca muchísimo y que me ha interesado tanto que he decidido investigar sobre ello.

El concepto del que hablo es el concepto de tierra, para los europeos es un concepto fundamental en nuestras vidas, un concepto por el cual todos antes o después volvemos al lugar en el que crecimos por mucho tiempo que haya pasado con el pretexto de oler de nuevo lo que olíamos cuando éramos pequeños. Una vez pasada esta etapa de crecimiento muchas personas salen de sus pueblos y ciudades y viven allá donde quieren sin preocuparse de nada.

Pero al parecer en Corea del Norte no es así, allí las personas no pueden sentir amor hacia nada, no pueden amar a su familia por el miedo a que estos les delaten, no pueden sentir el cariño de la amistad ya que cuando los nordcoreanos hacen amigos automáticamente el gobierno comunista de su país decide que para evitar  que se haga oposición ilegal, los amigos deben vivir en puntos opuestos de la ciudad para así evitar reuniones ilegales y conspiraciones y como ye he explicado en capítulos anteriores, los nordcoreanos no pueden amar a sus parejas porque no pueden confiar en ellas. Pese a todo esto lo peor de todo es lo que he descubierto, y es que los habitantes del país comunista tampoco pueden sentir amor hacia su tierra, no pueden sentir el amor más fundamental que existe en las personas, el amor a las raíces.

Y el porqué a esto es muy claro, los habitantes están completamente obligados a moverse de sus tierras cuando el gobierno lo decide de dos formas distintas;

La primera forma de removimiento de la ciudadanía es cuando el gobierno aprueba alguno de sus planes de urbanismo extraño en los que el mandatario de turno decide que hay que mover todo un pueblo entero y construirlo unos kilómetros más allá tal y como estaba montado para así hacer una carretera o en algunos casos algún campo de golf para que pueda jugar su líder.

El segundo caso y mas vergonzante es aquel por el cual el gobierno Juche decide donde deben vivir los ciudadanos de su país, es decir, que si una persona vive en el norte del país, cerca de la frontera con China, y el gobierno de Corea del Norte decide que  puede serle más útil en el sur de península, el ciudadano está totalmente obligado a moverse con toda su familia a la ciudad que se ha decidido que sea su destino.

Y mi pregunta es ¿Cómo se puede amar algo en un país en el que una persona no puede ni ser dueña de su propio destino?

¿Cómo se puede vivir en una tierra por la que no sientes nada?

Y la respuesta es fácil, lo que para nosotros son raíces, olores, tradiciones, historia…para ellos no es más que tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s