La esperanza de Yolando

33141-fotografia-g

 

Tacloban 11 de Noviembre de 2013.A primera hora de la mañana de ese fatídico día las autoridades de Filipinas avisan a la población de que en poco tiempo el tifón Haydan pasara oír encima de ellos y de que las consecuencias no serán muy graves, advierten a los ciudadanos filipinos que deben quedarse en sus casas y hacer acopio de todas las reservas que puedan ya que creen que pueden haber algunos cortes de luz y suministros.

Pero conforme el tifón se acerca las predicciones de los meteorólogos se van recrudeciendo y el gobierno filipino se da cuenta de lo que se acerca no es ni más ni menos que uno de los peores tifones de la historia del país y que sus consecuencias pueden ser totalmente catastróficas. Y así es.

En el momento en que Haydan o Yolanda, como ellos lo llaman, toca suelo de la ciudad de Tacloban, su violencia crece y en su interior alcanza los 325km/h arrasando con todo aquello que quede bajo de él y dejando un panorama totalmente destruido por su paso.

La fuerza del tifón es tal que 5.000 personas mueren y son amontonadas por las calles y luego enterradas en fosas comunes, más de 1600 personas han desaparecido y alrededor de 1.000.000 de personas se han visto obligadas a desplazarse ya que no les queda nada.

Pero el efecto de este tifón va más allá de los muertos y es que 1000 niños se han quedado solos y sin nada en territorio filipino.

Los días siguientes al paso del tifón fueron desoladores, la gente salía de lo que quedaba de sus casas para desplazarse hasta la ciudad de Cebu y allí entre tantas personas, allí entre tanto dolor hubo un rayo de esperanza.

Una mujer dio a luz un bebe, un bebe que fue captado por todas las cámaras, un bebe que es la inyección de esperanza más grande  que podían tener los ciudadanos de la ciudad de Tacloban.

Su madre le puso de nombre Yolando para que cada vez que alguien le llame recuerdo todo lo que ha tenido que suceder para que el llegase a estar donde esta hoy, para que el fuese la luz que ilumine el camino de muchos filipinos que hoy solo ven muerte pero que deben saber que detrás de esta muerte siempre hay vida.

Yolanda les ha arrebatado sus casas, su tierra y sus pertenecías pero Yolando les ha dado algo de lo que nosotros adolecemos actualmente y no es más que ESPERANZA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s